leyenda

El presente blog es un archivo de los logros obtenidos durante la Gestión del Secretario Salvador Neme Sastré Septiembre 2011 - Agosto 2013

9 de mayo de 2012

Desarticula SSC célula dedicada al robo de transporte de carga.

Como resultado del despliegue operativo en el Valle de México, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana desarticularon una célula delictiva que operaba el robo de transporte de carga y empleaban inhibidores de rastreadores satelitales para evitar ser detectados.

La detención se realizó en las inmediaciones del Parque Industrial San Martín Obispo en Cuautitlán Izcalli, cuando elementos de la Policía del Transporte identificaron dos vehículos con características similares a diversos robos denunciados y que seguían de cerca una camioneta con mercancía. 

En el lugar se detuvo a Christopher Alejandro Ortega Valtierra de 21 años de edad, Ángel Eduardo Martínez Sánchez de 20 años, Cristian Jesús Raya Montiel de 20 años quienes viajaban en un vehículo Seat León negro con matrículas 785 XZF del Distrito Federal y un Dodge Neón blanco placas LWR 2221 del Estado de México como presuntos responsables de diversos ilícitos. 

Al momento de realizar una revisión a los tripulantes de los vehículos se les aseguró una arma de fuego calibre .9 mm y 16 cartuchos útiles, así como 48 dosis de polvo blanco con características de la cocaína. 

Además se localizó un equipo portátil inhibidor de señales de equipos de rastreo satelital, mismo que instalaban en la cabina de los tracto camiones y camionetas de carga que robaban y con ello desactivaban los equipos de seguimiento para no ser detectados ni ubicados. 

De igual forma las empresas de seguridad privada al no contar con los datos de la posición de los vehículos desconocían las rutas que tomaban las unidades y perdían contacto alguno con el transporte de carga.

Por la forma de operar de la célula delictiva así como las características físicas descritas por varios choferes, se presume su participación en más de 15 asaltos, en donde amagaban a los conductores del transporte de carga y los subían a otro vehículo para después abandonarlos en zonas alejadas a donde ocurrían los asaltos. 

Una vez que la célula descargaba la mercancía robada, abandonaban los vehículos y retiraban los inhibidores. De acuerdo a información recabada por la institución, por la forma de operar de la célula, operaba en el acceso de la autopista México – Querétaro cometiendo robos en el corredor Naucalpan – Tepotzotlán.